Kéfir vs Yogur ¿Cuál es la más saludable de las opciones?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

A menos que seas un experto en nutrición y sepas mucho sobre la composición de la leche, el kéfir y el yogur, a primera vista pueden parecer productos lácteos muy similares con propiedades parecidas para nuestro cuerpo. Sin embargo, hay varias diferencias entre ellos, y saber más sobre la composición del kéfir vs yogur puede servirte para estar más informado sobre los beneficios concretos que ofrece cada uno y, de este modo, saber cuál es más positivo para tu cuerpo. ¿Quieres aprender más sobre el tema? En este artículo solventamos todas las dudas relacionadas con el debate kéfir vs yogur.

Beneficios del yogur natural y su composición

El yogur es un producto lácteo muy popular que se obtiene mediante la fermentación de microorganismos específicos de la leche. En la actualidad, es un producto muy comercializado que se vende en las grandes superficies y que es sometido a procesos que pueden empeorar su valor nutricional (como la adición de altas cantidades de azúcar o de aditivos para lograr diferentes colores y sabores), pero el yogur natural sigue siendo un alimento muy completo y con muchas propiedades que se asocian con varios beneficios para la salud, entre ellos:

  • Mejora la salud digestiva
  • Mejora el funcionamiento y las defensas del sistema inmunológico
  • Protege contra las enfermedades cardíacas
  • Protege contra la osteoporosis gracias a su aporte de calcio
  • Tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias
Yogur

Probióticos que incluye

El yogur contiene varias especies de bacterias beneficiosas, pero muchas menos que las que se encuentran en el kéfir. Las especies que se encuentran en el yogur varían según el tipo y la marca que se consuma. Las cepas de bacterias que se encuentran a menudo en el yogur suelen ser cultivos vivos y activos como:

  • Lactobacillus bulgaricus
  • Streptococcus thermophilus
  • Bifidobacterium lactis
  • Lactobacillus acidophilus
  • Lactobacillus delbrueckii

Beneficios del Kéfir y su composición

El kéfir es una bebida de leche fermentada de consistencia similar a la del yogur líquido. Está hecha con granos de kéfir -que se parecen al requesón- y contiene bacterias y levaduras en su composición. El kéfir se originó en Eurasia y en el Cáucaso, pero ahora es bastante popular en todo el mundo como una bebida saludable que se puede preparar fácilmente en casa. Al igual que ocurre con el yogur, el kéfir también se asocia con multitud de beneficios para la salud, entre los que destacan los siguientes:

  • Mejora el tránsito intestinal y la salud digestiva
  • Reduce el colesterol
  • Combate los microbios de forma natural
  • Acelera los procesos de cicatrización y curación
  • Aumenta las defensa del sistema inmunológico
Kéfir

Probióticos que podemos encontrar en el Kéfir

Las bacterias que se encuentran en el kéfir pueden tener la capacidad de colonizar el tracto gastrointestinal, y también contiene varias cepas de levadura beneficiosas. Como resultado, cuando se consume regularmente puede ofrecer beneficios para la salud a largo plazo. Esto hace que el kefir sea un gran probiótico para las personas que sufren una serie de trastornos gastrointestinales debido a la disbiosis. Las cepas de bacterias y levaduras que se encuentran más comúnmente en el kefir son:

Cepas de bacterias

  • Lactobacillus acidophilus
  • Lactobacillus brevis
  • Lactobacillus casei
  • Lactobacillus delbrueckii
  • Lactobacillus helveticus
  • Lactobacillus kefiranofaciens
  • Lactobacillus kefiri
  • Lactobacillus paracasei
  • Lactobacillus plantarum
  • Lactobacillus rhamnosus
  • El sake de lactobacilos
  • Lactococcus lactis
  • Streptococcus thermophilus

Cepas de levadura

  • Candida humilis
  • Kazajstán unispora
  • Kazajstán exigua
  • Kluyveromyces siamensis
  • Kluyveromyces lactis
  • Kluyveromyces marxianus
  • Saccharomyces cerevisiae
  • Saccharomyces martiniae
  • Saccharomyces unisporus

Kéfir vs Yogur: ¿cuál es el mejor para ti?

Como ya hemos visto, ambos productos lácteos ofrecen varios beneficios para la salud. Si lo que necesitas son más cepas probióticas por padecer alguna enfermedad intestinal, entonces el kéfir es probablemente la mejor opción de los dos. Esto se debe a que contiene la mayor cantidad de cepas de levaduras beneficiosas, así como de bacterias.

En cuanto al yogur, los cultivos de yogur difieren y las especies de bacterias beneficiosas también pueden variar. El yogur contiene muchas menos bacterias que el kéfir. Dependiendo de tus necesidades, como por ejemplo si estás empezando a tomar probióticos o si tienes un problema de salud en el que un exceso de probióticos no es lo ideal, el yogur es una gran fuente de bacterias probióticas.

Respecto al consumo y elaboración del kéfir, eso sí, hay que tener en cuenta la diferencia entre el uso del polvo de kéfir y los granos de kéfir. Los granos de kéfir siempre contendrán más bacterias beneficiosas. Además, el kéfir casero puede contener más cepas de bacterias probióticas que el kéfir que se compra en la tienda. La calidad de la leche utilizada también puede desempeñar un papel importante en sus beneficios para la salud.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario