¿Cómo evitar saltarse la dieta durante una barbacoa?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Las barbacoas son una forma estupenda de reunir a familiares y amigos para pasar el rato al aire libre mientras disfrutas de una deliciosa comida. Ya sea por los sabrosos platos o por el ambiente social, el evento es siempre muy agradable. Sin embargo, para aquellos fanáticos de la buena carne que se encuentran a dieta en el momento del evento, una reunión de este calibre culinario puede suponer un peligro para sus buenos propósitos y tirar por tierra el trabajo y el esfuerzo de las semanas previas de restricción calórica. Por este motivo, en este artículo vamos a explicarte lo que puedes hacer para evitar saltarse la dieta durante una barbacoa, y así poder disfrutar de este tipo de reuniones sin preocuparte por los kilos de más.

Los trucos para evitar saltarse la dieta durante una barbacoa

Aunque en las barbacoas se suelen comer alimentos con un alto índice calórico en cantidades abundantes, existen formas de respetar la dieta durante las mismas. Solo tienes que seguir las pautas que te recomendamos a continuación:

Carnes rojas de la mejor calidad (y, a ser posible, magras)

Si las circunstancias nos empujan a tener que comer comida que engorda, lo mejor que podemos hacer es intentar que, al menos, dicha comida sea lo más sana posible. Es el caso de la carne roja: no es un alimento poco saludable per se (aunque su consumo excesivo no sea muy recomendable), pero suele tener bastante grasa. Por este motivo, si tienes que comer ternera o cerdo sí o sí, es mejor apostar por piezas de calidad que, aunque sean un poco más caras, garantizan un mejor aporte nutricional.

En este sentido, es preferible elegir carnes magras en lugar de las más grasientas: mejor un chuletón de ternera que una hamburguesa, o filetes de lomo de cerdo en lugar de salchichas. Si apuestas por los cortes naturales mejor que por las carnes procesadas, estarás reduciendo el consumo de grasa. Evita las costillas, la panceta o el chorizo, que son muy grasientos y contienen mucho sodio.También debes eliminar el excedente de grasa de las piezas antes de comerlas, cocinarlas sin aceite, y no abusar de la sal (ya que sube la tensión y retiene líquidos).

seguir la dieta durante una barbacoa

Apuesta por las carnes blancas

En general, la carne de ave es la que menos grasa tiene y la que más se recomienda en las dietas. Por eso, si puedes elegir qué carne comer en la barbacoa, puedes tomar pinchitos de pollo, brochetas de pavo, o filetes a la parrilla. Sazonadas con las especias adecuadas, estas carnes quedan muy tiernas y sabrosas y podrás disfrutar de tu noche de barbacoa sin sentirte culpable

Verduras a la parrilla como acompañamiento

¿Qué tal si, en lugar de acompañar la carne con pan o con patatas, aprovechamos para incluir también algunas verduras? Podría ser berenjena, calabacín, pimiento, tomate… La verdura a la parrilla está deliciosa y es muy saciante, y te ayudará a sentirte llena sin consumir apenas calorías.

Reducir la bebida alcohólica

De nada sirve elegir las carnes y guarniciones más saludables para evitar saltarse la dieta durante una barbacoa si vas a atiborrarte de tinto de verano, cerveza o refrescos. La forma más sencilla de evitar consumir calorías extra en una barbacoa es beber única y exclusivamente agua fresquita, o alguna otra bebida saludable como gazpacho.

Acompañamientos saludables

Con las salsa y el picoteo que acompaña las barbacoas pasa un poco como con la bebida: si te restringes en el plato fuerte pero te abandonas a las calorías en el resto de elementos, tu esfuerzo será en vano. Por ello, lo más aconsejable es que adereces tus carnes con limón o con vinagreta casera en lugar de con ketchup, mayonesa o salsa barbacoa. Y, en vez de tomar embutidos, ensaladilla o patatas como entrante, apuesta por otros platos más saludables como el guacamole o el hummus con crudités.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario