4 cenas ligeras y rápidas para adelgazar de forma saludable

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Cuando se habla de perder peso, las cenas ligeras y rápidas para adelgazar de forma saludable son indispensables para seguir una dieta sana y una alimentación variada.

Recetas de cenas ligeras y rápidas para adelgazar

Comer platos bajos en calorías por la noche te ayuda a digerir mejor la comida y es menos probable que te hinches o te cause molestias. Además, te ayuda a disfrutar de un sueño de mejor calidad. A continuación te mostramos una selección de recetas sabrosas y bajas en calorías para hacer cenas ligeras y rápidas para adelgazar.

Mini coliflores asadas con salsa de tomate

mini coliflores asadas con tomate cenas ligeras y rápidas para adelgazar

Esta receta de mini coliflores asadas con salsa de tomate y espinacas es una de las cenas ligeras y rápidas para adelgazar más rica en verduras. En solo 35 minutos la tendrás preparada, ya que las mini cabezas de coliflor cocinadas en una salsa rica de tomate, tienen el tamaño perfecto para asarse rápidamente. Si quieres puede añadirle queso y gratinarlo para que quede aún más sabrosa.

Ingredientes

1 cucharada de aceite de oliva.
1 cebolla picada.
2 zanahorias picadas.
250 g de champiñones picados.
400 ml de salsa de tomate.
4 coliflores enteras pequeñas.
Bolsa de 80g de espinacas tiernas.
75g de queso gruyere rallado.

Pasos

  1. Calienta el horno a 190 ºC.
  2. Calienta el aceite de oliva en una sartén y cocina la cebolla, la zanahoria y los champiñones durante 5 min. Luego, vierte la salsa de tomate y cocina la mezcla durante otros 5 minutos.
  3. Mete las coliflores en el microondas y cocínalas para que se ablanden durante unos 5 minutos.
  4. Coloca las espinacas en la base de una fuente. Cubre con las coliflores y viértelas sobre el refrito de verduras.
  5. Cubre con papel aluminio y hornea durante 10 minutos.
  6. Echa el queso rallado y vuelve a meter la fuente en el horno durante 5 minutos para gratinar el queso.

Receta de salteado de pollo y arroz con limón

salteado de pollo y arroz con limón

Este delicioso salteado de pollo al limón cambia los fideos por arroz y también opta por una salsa casera. Cubre cada pieza de pollo con una salsa casera hecha con tomate, salsa de soja, jengibre, ajo y limón. Marinar el pollo con esta salsa lo hace más tierno y sabroso. Sofríe el pollo con guisantes congelados, maíz dulce, cebolletas y arroz. Una ración de esta receta solo tiene 204 calorías.

Ingredientes:

  • 200 g de pollo cortado en tiras pequeñas.
  • 1 cucharada de aceite de girasol.
  • Bolsa de arroz cocido de 200 g.
  • 100 g de guisantes congelados.
  • 100 g de maíz dulce o de maíz tierno picado.
  • 1-2 cebolletas picadas.
  • 1 cucharada de semillas de sésamo.
Para la salsa:
  • 2 cucharadas de salsa de tomate para pasta.
  • 2 cucharadas de salsa de soja baja en sal.
  • 1 cucharadita de pasta de jengibre.
  • Un diente de ajo triturado.
  • ½ litro de zumo de limón (puedes añadir la ralladura).

Pasos:

  1. Pon todos los ingredientes de la salsa en un recipiente no metálico y añade el pollo. Dejar marinar hasta que esté listo para cocinar.
  2. Agrega el aceite en una sartén y fríe el pollo. Reserva la salsa. Sofríe durante 3-4 minutos, luego añade las verduras y vuelve a sofreír durante 2-3 minutos más.
  3. Añade el arroz y la salsa que has reservado anteriormente, junto con 2-3 cucharadas de agua y saltea hasta que esté bien caliente.
  4. Mezcla la cebolleta en el arroz y sirve la mezcla con las semillas de sésamo espolvoreadas.

Esta receta funcionaría igual de bien con tiras de ternera o cerdo y se prepara y se come mejor el mismo día para disfrutar de un sabor más fresco.

La salsa se puede preparar el día anterior, solo tienes que conservarla en la nevera hasta que necesites usarla. También puedes marinar el pollo durante la noche para darle más sabor.

Pollo estofado con salsa de mostaza

Pollo estofado con salsa de mostaza cenas ligeras y rápidas para adelgazar

Cambia tu plato habitual para la cena por este estofado de pollo con una rica crema de mostaza. Las zanahorias y los puerros añaden tanto textura como sabor a este plato delicioso.

Esta receta, que se prepara en apenas 15 minutos, se hornea en una bandeja con 12 muslos de pollo con piel. Está pensada para cuatro personas, lo que significa que cada una puede comer una ración de hasta tres muslos de pollo.

Ingredientes:

  • 12 muslos de pollo con piel.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • 500 g de zanahorias pequeñas.
  • 2 puerros grandes en rodajas gruesas.
  • Ramitas de tomillo y perejil.
  • Sal y pimienta negra molida.
  • 150 ml de nata o crema fresca.
  • 2 cucharaditas de mostaza de grano grueso y 2 de mostaza de bote.

Pasos:

  1. Pon el horno a 160 °C. Calienta una sartén grande y añade los muslos de pollo, en 1 o 2 tandas, con la piel hacia abajo. Cocina hasta que la piel se dore bien, luego dales la vuelta y cocina durante un par de minutos más. Sácalos y déjalos a un lado.
  2. Escurre toda la grasa de la sartén. Añade el aceite y cuando esté caliente agrega las zanahorias y los puerros y cocina durante unos 5 min. Extiende las verduras en una fuente para hornear grande o en una fuente para asar. Añade las ramitas de tomillo y perejil.
  3. Pon los muslos de pollo encima. Condimenta de nuevo y vierte 600 ml de agua hirviendo, lo suficiente para casi cubrir la carne. Tapa la fuente con papel de aluminio o una tapa. Mete la fuente en el horno unos 30 minutos, retira el papel de aluminio y vuélvelo a meter en el horno 20 minutos más.
  4. Vierte el caldo en una jarra. Cubre el pollo con papel de aluminio para mantenerlo caliente. Llevar a ebullición 300 ml del caldo en una cacerola pequeña y reducirlo a la mitad. Añade la crema, bate bien y cocina a fuego lento durante unos minutos. Añade la mostaza, la pimienta y la sal. Sirve la salsa con el pollo.

Si quieres que este plato sea más bajo en calorías y grasas, cambia la crema por otra baja en grasa. También puedes optar por muslos de pollo sin piel, ya que la piel tiene un mayor contenido de grasa.

Pasta de atún

Pasta de atún

Esta receta de pasta de atún es una de las cenas más saludables y rápidas de hacer, ya que solo contiene 350 calorías por porción.

Este delicioso plato te llenará lo suficiente sin que pases hambre durante la noche, además es una excelente manera de consumir cualquier pescado que te haya sobrado de cualquier otra comida. Sencilla y deliciosa, con una salsa ligera y baja en grasa, esta receta te encantará.

Ingredientes:

  1. 45 g de pasta integral.
  2. 1 diente de ajo pelado.
  3. 75 g de judías verdes.
  4. Aceite en aerosol.
  5. 100 g de atún fresco.
  6. Tarrina de 25 g de queso crema baja en grasa.
  7. 3 cucharadas de leche desnatada.
  8. Sal y pimienta.

Pasos:

  1. Cocina la pasta y el ajo en una olla con agua hirviendo durante 7-8 minutos. Añade las judías verdes a la sartén y deja hervir durante 3-4 minutos más, hasta que la pasta y las judías estén tiernas, luego escurre.
  2. Calienta una sartén antiadherente, rocía ligeramente con aceite y dora el atún por todos lados. Luego saca el atún de la sartén y cortarlo en trozos.
  3. Añade el queso y la leche a la sartén caliente. Luego, agrega la pasta y las judías, sazona con sal y pimienta, y termina agregando el atún.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario