Si tu armario te pide un cambio de temporada ¡vete de compras!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El cambio de temporada implica poner orden en el armario para que la ropa de verano no esté mezclada con la de invierno y entretiempo. Pero este cambio de armario también significa ver ropa un poco deteriorada, prendas que ya no nos favorecen por culpa de esos kilos de más o de menos o, simplemente, piezas que nos han dejado de gustar por los motivos que sean. Así que si tu armario te pide un cambio de temporada, en la web de Hispanitas puedes encontrar todo lo que necesitas.

Qué hacer si tu armario te pide un cambio de temporada

Escoger

El cambio de temporada puede ser muy caótico. Probablemente ahora se hayan mezclado las prendas de verano con las de entretiempo y quizá se haya colado algún jersey de invierno en medio. Para devolver el orden a este caos hay que hacer el primer paso, y también el más difícil, sacarlo todo y pensar con criterio si esa pieza de ropa se queda o se va.

La ropa que ya no queramos y esté en buen estado se puede donar, vender o regalar. Si tiene algún desperfecto o mancha imposible de sacar, la mejor opción es reciclarla. Y la ropa que se quede hay que doblarla para meterla de nuevo en el armario.

Poner orden

El siguiente paso es separar las camisetas de manga corta de las de manga larga, los pantalones largos de los cortos… Y así hasta conseguir varios montones. En el armario se guardarán de esta manera, es decir, por categorías, para que sea mucho más fácil localizar lo que queremos.

La ropa que sea de otra temporada y no vayamos a utilizar en los próximos meses puede colocarse en las baldas del armario más altas o en un lugar menos accesible. Recomendamos guardarla en cajas de plástico para que no coja polvo. Las prendas que vayan a utilizarse es mejor que estén más visibles y a mano.

Hay que intentar sacarle el máximo provecho al armario y utilizar todas las baldas, las cajoneras, si tiene, y los colgadores. Cualquier parte del armario es útil.

Poner orden en el armario aprovechando el cambio de temporada

Ir de compras

Cuando se ha escogido la ropa que se va y la que se queda y una vez ordenado y organizado el armario, toca ir de compras. Hay que ser realista con lo que se necesita, aunque esto no significa que estén totalmente prohibidos los caprichos puntuales. Nuestro consejo, sin embargo, es evitar el comprar por comprar. De hecho, lo más aconsejable es que por cada prenda nueva, salga una vieja. De esta manera en el armario siempre habrá la misma cantidad de prendas y será mucho más fácil mantener el orden y la organización.

Consejos

Cuando se va de compras hay que tener muy claros los objetivos y el presupuesto. Hay que saber en qué nos queremos gastar el dinero y evitar la tentación de comprar prendas rebajadas simplemente porque son baratas. Normalmente con la tarjeta puede haber un poco más de descontrol, así que para ceñirse más al presupuesto lo mejor es ir con dinero en metálico.

A menudo se comete el error de comprar prendas porque son bonitas pero no combinan con nada de lo que tenemos. Hay que evitar esto. Lo mejor es comprar prendas que combinen con varias piezas de ropa de nuestro armario.

También aconsejamos ir a comprar con tiempo y tranquilidad para poder probarnos la prenda y asegurarnos de que nos convence y nos sienta bien. En caso de comprar en tiendas online hay que asegurarse de que tenga un servicio de devolución sencillo y de que devuelvan el importe sin problemas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario