Polos personalizados: una forma de crear moda marcando la diferencia

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Los polos son una prenda que nunca pasa de moda. Además de poder verse en las pasarelas, se trata de una forma de vestir que se observa constantemente en la vía pública y, por supuesto, en las redes sociales, donde se muestran distintas combinaciones y estilos dependiendo de la personalidad de cada persona y de sus gustos. Ahora, los polos personalizados dicen mucho más, y es que dan la oportunidad de transmitir mensajes únicos, de hacer equipo y de ofrecer una imagen que nadie más proyecta. Estamos hablando de un bonito regalo, ya sea para nosotras mismas o para quienes nos rodean. Hay conceptos e imágenes que dicen mucho, incluso en secreto.

¿Cuántas veces te has sentido identificada con un símbolo? ¿Cuántos diseños te unen a tus amigas, a tus familiares o a tu pareja? ¿Te imaginas poder crear tu propio polo desde cero? En ocasiones es mucho más sencillo de lo que se cree y, sin duda, es todo un acierto. La razón es que poder elegir la talla, el color y un logo específico te permitirá sentirte única y hacer sentir únicos a los demás. Es cuestión de saber escoger y de atreverse con aquello que nos diferencia del resto.

La moda y los polos personalizados

A veces pensamos que son las marcas las únicas capaces de crear una tendencia, cuando este hecho, si queremos, lo tenemos al alcance de nuestra mano. Crear polos con bordados originales no solo nos permite presumir de estilo, sino también de sentirnos auténticos en todos los aspectos posibles cuando se trata de una prenda. No importa si lo quieres más ancho o más ajustado, más o menos largo, con un logo más o menos llamativo, para mujer o para hombre. En estos casos, lo único que tienes que hacer es dejar volar tu imaginación y pensar solo en ti y en tus emociones. ¿Te apetece tener en el armario una prenda llamativa? ¿Te apetece apostar por la elegancia? ¿O quizá prefieres crear varios polos personalizados para tu club deportivo o un grupo de amigas con las que te sientes muy unida?. No importa el motivo, lo imprescindible es conseguir que te sientas 100% tú.

Polos personalizados

El color

Cuando vamos a comprar una prenda de ropa, los diseñadores nos limitan a escoger entre unos pocos colores. Esto puede significar que el polo no sea de nuestro gusto. De este modo, o nos conformamos con lo que nos ofrecen y nos quedamos sin comprar aquello que íbamos buscando. Sin embargo, cuando se apuesta por polos personalizados es muy sencillo adquirir el tono que mejor nos sienta. Además, no estamos hablando solo de gustos, sino que el color habla mucho de nuestra personalidad y de nuestro estado de ánimo. Asimismo, nos permite adaptarnos a las circunstancias que nos rodean con mayor facilidad.

Por ejemplo, si queremos mostrar una imagen elegante, el negro puede ser nuestro mejor aliado. Sin embargo, si preferimos hacer notar nuestra alegría o la buena vibra que puede desprender un equipo deportivo, colores como el verde o el naranja nos ayudarán a conseguirlo.

La holgura

Por otro lado, no a todo el mundo le gusta que le quede un polo, personalizado o no, ajustado. Hay quien prefiere notar la tela pegada a su cuerpo, mientras que otros optan por sentir que la prenda les quede más ancha porque así sienten mayor comodidad, que es lo que más les importa. En una tienda esto no se puede elegir, pero si un polo se personaliza desde el principio es muy fácil obtener la holgura deseada.

El logo

Es una de las opciones más interesantes de los polos personalizados. A todos nos gusta adquirir prendas que lleven una frase o una imagen que nos represente. En este caso, tenemos la oportunidad de hacer de la prenda de ropa aquello que queramos. ¿Una fruta? ¿Una palabra? ¿La imagen de nuestra mascota? Todo es posible cuando una prenda puede diseñarse al gusto.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario