Bolsos icónicos con nombre propio que han marcado tendencia

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

 A lo largo de la historia de la humanidad, las mujeres siempre han sido musas, han servido de fuente de inspiración. Podemos verlas en los grandes museos, convertidas en magníficas obras de arte o encontrarlas escondidas en los versos de algún poema; también en el estribillo de una canción y, ¿por qué no? hasta en la moda. Así nacen algunos de los bolsos icónicos con nombre de propio. Te invitamos a descubrirlos.

Bolsos icónicos con nombre de princesa

Parece un cuento de hadas y podría serlo, pero, desafortunadamente, la vida real no tiene un “y vivieron felices para siempre” como los cuentos. Con años de diferencia entre ellas, ambas mujeres se convirtieron en referentes de la moda, pero también en princesas del pueblo por sus labores humanitarias. Como influencers de su tiempo, 2 de las casas de moda más importantes rebautizaron sus carteras con los nombres de estas mujeres, creando así 2 bolsos icónicos : el Kelly y el Lady Dior.

El bolso Kelly, Hermès

En la década de los 30, Robert Dumas, yerno y sucesor de Émile Hermès creó un bolso para mujer con correas, el  Sac à dépêches. El bolso tenía forma de trapecio, 2 fuelles triangulares, una solapa recortada, un asa y 2 correas y se convirtió en toda una revolución y sinónimo de modernidad para la época. Grace Kelly, antes de ser princesa de Mónaco, era la princesa de Hollywood, musa del célebre Alfred Hitchcock y ganadora de un Oscar.

En 1954 el equipo de vestuario de la película Atrapa un Ladrón (dirigida por Hitchcock, protagonizada por Kelly) se hizo con accesorios de la marca Hermès, entre ellos el famoso bolso del que Kelly se enamoró. En 1956, meses después de casarse con Rainiero de Mónaco y para ocultar su embarazo a los paparazzi, Kelly intentó cubrir su vientre con el mítico bolso, pero salió en la portada de la revista Life. La fotografía dio la vuelta al mundo y al bolso se le empezó a conocer como “bolso Kelly”. Éste no fue rebautizado con el apellido de soltera de la princesa hasta 1977.

El bolso de Grace Kelly que apareció en la portada de la revista Life, fue prestado por el principado de Mónaco al Victoria and Albert Museum de Londres, en el 2010. El bolso se conserva en perfecto estado.

Diana de Gales marcó tendencia con uno de los bolsos icónicos más famosos: el Lady Dior

El Lady Dior, Dior

Diana de Gales sigue siendo todo un referente a pesar de su muerte hace ya más de 20 años. Fue una princesa y una revolucionaria y también, una mujer cuya labor humanitaria fue extraordinaria. En 1995, la princesa del pueblo visitó una exposición de Cézanne en París. Bernadette Chirac, primera dama de Francia de aquel entonces, obsequió a la princesa el modelo Chouchou de Dior. El bolso es pequeño, acolchado y con las iniciales de la maison francesa. A Lady Di el bolso le gustó tanto que no perdió oportunidad de lucirlo siempre que pudo.

Dior rebautizó el bolso Chouchou a Lady Dior, en honor a la desaparecida princesa de corazones. En la actualidad, el bolso se reinventa cada año; con nuevos estampados y colores, pero conservando su diseño original y que encandiló a Lady Di. El rostro principal de las campañas del Lady Dior es la famosa (y muy elegante actriz) Marion Cotillard.

Bolsos icónicos de mujeres icónicas

El Jackie de Gucci

Jacqueline Bouvier, mejor conocida como Jackie Kennedy-Onassis, puso de moda el bolso Fifties Constance de Gucci cuando, en la década de los 70, intentó protegerse con él de los paparazzi. Jackie era una mujer muy elegante que marcaba tendencia y cuyo traje de chaqueta rosa (copia de Chanel), dio la vuelta al mundo el 22 de noviembre de 1963; Jackie llevaba el conjunto manchado con la sangre de su esposo, John F. Kennedy, que acababa de ser asesinado en Dallas, Texas.

Tristemente, Jackie se convirtió en una célebre viuda. Una viuda muy chic, a pesar del dolor y el trauma vividos. Años más tarde, la mujer contraía matrimonio con el polémico magnate griego Aristóteles Onassis y siguió marcando tendencia allí donde iba. Así el mítico Fifties Constance se volvió uno de los bolsos icónicos y pasó a llamarse simplemente, Jackie.

Dentro de los bolsos icónicos encontramos el Jackie de Gucci

El Birkin de Hermès, uno de los bolsos icónicos más famosos

Jane Birkin actriz y cantante anglo-francesa fue todo un icono en la década de los 60, por su estilo boho chic. En aquel entonces, Birkin, una rebelde y antisistema, estaba enamorada del enfant terrible de la época: Serge Gainsbourg. Incluso grabó con él algunas canciones donde hacía cameos muy seductores y desinhibidos para su tiempo, como la mítica canción Je t’aime… moi non plus.

Cuenta la leyenda que Jane Birkin iba en un vuelo de Air France, París- Londres, y se sentó junto a Jean-Louis Dumas, director de Hermès. Birkin le comentó a su acompañante de asiento que no era capaz de encontrar un bolso lo suficientemente grande para llevar todas sus pertenencias y que, además, fuera fácil de manipular. Así nació el modelo más icónico de Hèrmes: el Birking bag.

Hacerse con uno de estos icónicos bolsos es bastante difícil, pues no se encuentran disponibles en tienda. Es imprescindible, además de muchos ahorros, entrar en una larga lista de espera.

Sophia, Ferragamo

Una de las últimas leyendas vivientes del cine es la italiana Sophia Loren. Esta actriz, popular por aparecer en infinidad de películas, también tiene un bolso con su nombre. Dentro de los bolsos icónicos, este es uno de los más modernos, pues fue lanzado en el 2009 de la mano de Ferragamo. Sophia es clienta y amiga de la marca desde hace muchos años y, como no podía ser de otra manera, le han diseñado un bolso a medida.

El Sophia de Ferragamo tiene una solapa delantera con cierre diseñado por Palladio Gancino. Además, cuenta con un asa superior y bandolera que puede desmontarse y ajustarse. Dentro encontramos un bolsillo con cremallera y bolsillos abiertos, así como una cremallera en la parte posterior del bolso. Aunque en varios colores, uno de los más bonitos es sin duda el rosa, ideal y muy chic, pero sobre todo, atemporal.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario