¿Por qué se producen las piernas hinchadas en el embarazo?

Contenido del artículo

Las mujeres son más propensas a la retención de líquidos que los hombres, aunque no todas en el mismo grado. Pero hay un momento en concreto en la vida de la mujer en la que aparecerán sí o sí estas molestias: se trata del embarazo. Aunque esta es una etapa llena de alegrías para la mayoría de las mujeres, estamos de acuerdo en que muchos de los síntomas son verdaderamente molestos. Además de la gran cantidad de emociones que se experimentan durante esta etapa, suceden cambios físicos no siempre agradables: uno de ellos son las piernas hinchadas en el embarazo.

¿Qué son las piernas hinchadas en el embarazo?

Las piernas hinchadas en el embarazo aparecen hacia la recta final de la gestación. Aquí es cuando las mujeres comienzan a notar un aumento considerable en la retención de líquidos y es cuando se produce la hinchazón de las piernas. Como ya adelantábamos, en el embarazo se producen gran cantidad de cambios físicos, hormonales y emocionales.

Durante esta etapa el cuerpo de la mujer se transforma por completo y las emociones y sensaciones se intensifican. En esta etapa la mujer puede sufrir gran incomodidad porque, aunque las mujeres están diseñadas fisiológicamente para tener hijos, no quiere decir que el cuerpo esté listo para el gran cambio que supone cargar con un ser humano en el interior.

Hacia el tercer trimestre es cuando se presentan las piernas hinchadas en el embarazo; estas no se presentan solas, sino que también vienen acompañadas de calambres y la molesta sensación de pesadez. Las piernas hinchadas no suelen representar un problema grave para la salud de la mujer, pero sí que son muy incómodas y, si no se sabe cómo tratarlas o cuidarlas, es posible que la mujer lo pase verdaderamente mal.

Especial cuidado deben de poner las mujeres que ya de por sí tienen tendencia a la retención de líquidos o mala circulación, porque con el embarazo las cosas se complican un poco. La sensación de pesadez en las piernas aparece cuando hace mucho calor y hacia el final del día, si la mujer ha estado mucho tiempo sentada o de pie.

Además de las piernas hinchadas, las mujeres embarazadas pueden percibir la aparición de varices y celulitis, todo esto ocasionado por la acumulación de líquidos en el cuerpo.

Puedes aliviar las piernas hinchadas en el embarazo haciendo ejercicio

Causas de las piernas hinchadas en el embarazo

La retención de líquidos y la consecuente hinchazón de las piernas durante la gestación ocurre a causa de un edema. Pero no te asustes, no se trata de algo grave. El edema se produce por el ralentizamiento del retorno venoso por la compresión que hace el útero sobre la pelvis. Especial atención deben tomar las mujeres que presenten embarazo múltiple o que tengan exceso de líquido amniótico.

Quizá te interese leer:  Cómo conseguir que una mascota no sienta celos de un bebé

Durante el embarazo, aumenta el volumen de la sangre, lo que hace que se acumule un exceso de líquido en el cuerpo. El resultado inmediato y más visible y perceptible por las mujeres embarazadas son las piernas hinchadas. También en esta etapa, el útero aumenta su presión, lo que hace que la vuelta de la sangre de las piernas al corazón sea mucho más lenta. Así, el fluido sanguíneo de las venas permanece retenido en los pies y tobillos.

No olvides que los órganos se desplazan dentro del cuerpo, siendo el útero el que se expande y presiona sobre los órganos y tejidos. Allí es cuando presiona considerablemente las venas pélvicas, incluyendo la vena cava que es la más grande y se encarga de bombear la sangre del corazón a las extremidades.

Después del parto es posible que la hinchazón vuelva a aparecer, pero no te asustes. Recuerda que el cuerpo acaba de pasar por un estrés físico de varios meses y está intentando regresar a la normalidad.

¿Cómo tratar las piernas hinchadas en el embarazo?

El primer síntoma de las piernas hinchadas hacia el tercer trimestre del embarazo, es que los zapatos no te quedarán como antes. Es posible que te cueste trabajo ponértelos, que te aprieten o que simplemente no te entren. Notarás que las piernas han aumentado su volumen, las sentirás pesadas, con hormigueo y, muchas veces, experimentarás calambres. Aunque se trata de algo que no puedes evitar, sí que puedes ayudar a aliviar los síntomas y reducir la cantidad de líquido acumulado.

Empieza por descansar en una postura óptima. Lo recomendable es hacerlo elevando las piernas. Puedes dormir en esta postura o simplemente, cuando te tumbas en el sofá, procurar elevarlas a unos 15 centímetros de altura. Si solo vas a descansar, procura permanecer en esta postura alrededor de 20 minutos. ¡Notarás un gran alivio! Otra manera de adoptar esta postura, si no quieres tumbarte en el sofá, es apoyando las piernas contra la pared. Por ningún motivo coloques simplemente tus piernas sobre la mesa de centro del salón, por ejemplo, o sobre otra silla. Solo consigues comprimir los vasos sanguíneos y esto no alivia la hinchazón.

Algo que también puedes hacer para aliviar las piernas hinchadas en el embarazo y que, desafortunadamente, no muchas mujeres hacen, es beber suficientes líquidos. Esto ya no solo debe aplicar durante la gestación, sino también en la vida diaria, sobre todo si tienes mucha retención. Es importante beber mucha agua, así como infusiones y zumos naturales. ¿Meter líquido al cuerpo cuando tienes una retención? Sí, aunque te parezca contradictorio, esto ayudará a eliminar las toxinas del cuerpo.

Quizá te interese leer:  ¿Cómo elegir un buen campamento de verano para tus hijos?

Una gran manera de combatir a las piernas hinchadas es dándote duchas frías y aplicando masajes sobre las piernas después de ducharte. El agua fría y la presión aplicada al masajear las piernas ayuda a descomprimir la tensión que aplican los vasos sanguíneos sobre las piernas, ayudan a mejorar la circulación y también reducen poco a poco la hinchazón. Los expertos también recomiendan dormir sobre el lado izquierdo y nunca boca arriba. Esto solo ocasiona que se comprima la vena cava, lo que ralentizaría la circulación del corazón a las extremidades inferiores.

Los masajes son de gran ayuda para combatir las piernas hinchadas

Otros consejos para aliviar la hinchazón

Si después de aplicar todos los remedios antes mencionados, tus piernas siguen estando igual de hinchadas, te recomendamos consultar con tu médico, pues puede tratarse de un caso serio y que requiera de un tratamiento específico.

Tus hábitos y estilo de vida también influirán mucho en la retención de líquidos. Por ejemplo, además de beber agua, no debes de permanecer mucho tiempo en la misma postura. Por ejemplo, si pasas muchas horas de pie, es indispensable que te tomes un descanso para sentarte; si por el contrario, permaneces muchas horas del día sentada, tienes que levantarte y caminar un poco para evitar que la retención de líquidos sea mayor.

También debes vigilar tu alimentación y consumir mucha fruta, pero debes de evitar las comidas con alto contenido de sal. Eso incluye los deliciosos embutidos, el queso y cualquier comida procesada que tenga grandes cantidades de sodio. Recordemos que la sal también es un factor que produce las molestias retenciones.

En cuanto a los hábitos y estilo de vida, es recomendable que no dejes de practicar actividad física mientras estás embarazada. Un ejercicio moderado también puede ser fundamental para mejorar la circulación de la sangre. Puedes practicar un sinfín de actividades que no solo te ayudarán a restablecer la circulación, sino que contribuirán para que estés de mejor ánimo. Aquí se recomienda hacer yoga, natación y, por supuesto, salir a caminar. La combinación de una alimentación adecuada con el ejercicio, te ayudará a no ganar esos kilos de más durante el embarazo y que, en cuando a retención de líquidos, también pueden suponer un problema.

Por último, te recomendamos usar ropa cómoda. No utilices pantalones ajustados que ejerzcan presión extra sobre la zona de las piernas. Lo mismo aplica para el calzado y los calcetines: nada que apriete la pantorrilla y tampoco utilices zapatos incómodos.

Las mejores ofertas que hemos encontrado para comprar cremas para piernas cansadas

OFERTASuperventas No. 1
Babaria - Gel Frío Piernas Cansadas - Hidratante y antiinflamatorio - 150ml
  • Gel frío para pies y piernas cansadas con Aloe Vera para una sensacion de...
  • El gel frío para piernas cansadas es hidratante y anti-inflamatorio.
  • Contine Aloe Vera, que es un activo calmante y Achillea Millefolium que se...
  • Aporta una sensación de alivio y bienestar sobre las piernas y pies fatigados.
  • Aplicar sobre los pies limpios y secos, mañana y noche.
Superventas No. 2
MASDERM I Crema Piernas Cansadas Circulacion | 500 ML | Crema Arnica | Crema Varices...
  • 🌱 GEL FRíO PIERNAS CANSADAS: Está formulado para mejorar la sensación de...
  • 🌱 GRAN FORMATO: Envase de 500 mL para uso profesional en los centros de...
  • 🌱 COMPOSICIÓN y FRECUENCIA DE USO: Crema gel con efecto frío. formulado con...
  • 🌱 RESULTADOS PROFESIONALES EN CASA. El gel frío para el rtatameinto de las...
  • 🌱 CUESTIÓN DE CONFIANZA: El gel frío Legmas es el tratamiento contra las...
OFERTASuperventas No. 3
Gel-crema Frio para Piernas Cansadas Dulàc con Mentol, Diosmin, Vid Roja, Escina, Rusco -...
  • 🦵 Gel-Crema para piernas cansadas, refrescante y antifatiga, rica en...
  • 💗 Rica en Diosmina, Vid Roja, Escina y Rusco, flavonoides que favorecen la...
  • 🌰🍃 Con Castaño de Indias y Centella Asiática, flebotónicos que pueden...
  • ❄️ Rico en mentol. Si buscas un gel de efecto frío para las piernas...
  • 🍃 Fórmula natural y Made in Italy. Sin parabenos, aceites minerales ni...

Deja un comentario

¡Suscríbete y recibe nuestros últimos artículos directamente en tu correo!