Ventajas y desventajas de mostrar una vivienda de forma virtual

Contenido del artículo

La pandemia del Covid-19 trajo varios cambios al sector inmobiliario, debido al distanciamiento y el confinamiento los inquilinos y arrendatarios han optado por realizar visitas virtuales. De esta  forma, los propietarios podrán mostrar su propiedad sin la necesidad de exponerse.

El sector inmobiliario es uno de los más importantes de Colombia,  debido a que gran parte de la población siempre está en búsqueda de locales comerciales, oficinas, consultorios, casas y apartamentos en arriendo. Con la ayuda ya no es necesario que el inquilino asista personalmente para ver una propiedad; sin embargo, este método también tiene sus desventajas.

Ventajas de visitas virtuales

Visitar desde la casa

La ventajas que tienen las personas al vender una casa por internet es que pueden ofrecer visitas virtuales. Estas visitas se pueden hacer desde cualquier lugar, incluso desde casa,  lo único que necesitarán es una computadora y conexión a internet. De esta forma se podrán evitar tener que salir de sus casas, tomar transporte público y caminar hacia el inmueble que desean.

Visitar varios inmuebles en poco tiempo

Para muchos el tiempo es algo valioso, y no cuenta con el suficiente para estar viendo varios sitios para poder alquilar. Los que hacen una visita de forma virtual se ahorran una cantidad importante de tiempo, además que podrán ver la propiedad varias veces si así lo desean, una persona puede ver hasta 6 propiedades en tan solo una hora.

Quizá te interese leer:  Negocios online: todo lo que tienes que saber para no fracasar

Visitas virtuales es mejor que fotos

Otro método que se ha hecho muy popular en el sector inmobiliario es tomar fotos en 3D, donde el interesado puede ver la foto desde diferentes ángulos. Sin embargo, las fotos no muestran la realidad de un inmueble, por eso, las empresas inmobiliarias de Colombia  siempre recomiendan realizar visitas virtuales.

Desventajas

No conocer el entorno

En el caso que alguien no conozca la zona donde está ubicada la propiedad, no podrán conocer cuáles son los alrededores de la propiedad, ni conocer cómo son los vecinos que están alrededor. Sin embargo, un buen truco que pueden usar las personas es apoyarse con Google maps para observar el vecindario.

No interactuar físicamente con la casa

Sin lugar a dudas resulta mucho más cómodo para las personas realizar las visitas a través de internet; sin embargo, nunca tendrán los mismos resultados que si la ven personalmente, debido a que en las visitas virtuales no podrán detallar cada aspecto del inmueble.

Para los que realizan visitas por internet sin lugar a dudas, puede ser muy ventajoso en tiempo de pandemia, además que les ahorra una gran cantidad de tiempo. Sin embargo, siempre es recomendable que los inquilinos vayan  a visitar el inmueble personalmente al menos una vez antes de arrendar.

Deja un comentario

¡Suscríbete y recibe nuestros últimos artículos directamente en tu correo!