¿Para qué sirve el papel pintado vinílico y cómo usarlo?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El papel pintado vinílico es una de las tendencias de decoración más populares del momento. Son fáciles de instalar, muy versátiles y funcionales. Lisos, de flores, psicodélicos y formas geométricas, simulando madera e incluso ladrillos, se tratan de una apuesta para el interiorismo más atrevido.

¿Qué es el papel pintado vinílico?

Se trata de un papel cuya base es la de un papel tradicional y la parte de arriba, la que es visible, tiene una capa vinílica impermeable. Esto es lo que lo hace diferente del papel con el que antiguamente se tapizaban las paredes.

El papel vinílico pintado es una gran apuesta decorativa

La capa vinílica hace que este papel sea lavable y muy resistente al calor, la humedad, el vapor, los golpes, arañazos y al desgaste del día a día. Por otra parte, el papel pintado vinílico es capaz de resistir a la luz, así que no correrás el riesgo de que el color se vaya desvaneciendo con el tiempo. Es por eso que se recomienda su uso en las habitaciones que mayor calor y humedad tienen de una casa: el baño y la cocina. En el primer caso puedes colocarlo hasta en la pared de la ducha o la bañera; en el segundo caso, soporta que lo pegues en la parte de los fogones, pues soporta el calor y las salpicaduras de aceite.

¡También es ideal para la habitación de los niños!

Tipos de papel vinílico

Puedes encontrar en el mercado una amplia oferta de papeles vinílicos pintados para tu casa. Esto hace que sea increíblemente versátil e idóneo para dar un toque de alegría, color y elegancia a las habitaciones de tu hogar. De hecho, cada vez más personas se apuntan a esta moda dejando de lado la pintura tradicional. Puedes encontrar papel liso, de colores homogéneos, para esas paredes desgastadas y si no deseas meterte a pintar ni contratar a un profesional de la materia.

Por otra parte, puedes encontrar papeles con formas geométricas y rayas, ideales para aportar a la habitación un aire armónico, minimalista y psicodélico. ¡Todo está en el diseño que tú escojas!

Para las personas que son más románticas y tradicionales, hay una amplia gama de papeles vinílicos pintados que traen motivos de la naturaleza: helechos, rosas y todo tipo de flores, incluso hay diseños que representan troncos de árboles, así que puedes instalar una especie de bosque en tu rincón favorito de tu casa; estamos seguros de que este tipo de papel te ayudará a crear un espacio único donde relajarte y perderte.

Hay papeles que representan los típicos ladillos rojos, grises, blancos… o piedras. ¿Cuántos no hemos soñado con tener una pared de estos materiales en casa? Si es tu sueño, pero la inversión es considerable, puedes hacerte con un papel vinílico pintado de estas características.

Por supuesto, también lo tienes con la fauna más variopinta y claro, con motivos infantiles para decorar la habitación de tus hijos. Por cierto, también hay modelos en 3D. ¡Tus invitados no podrán creerse que se trata de un simple papel!

Al momento de comprar el papel fíjate en la base del mismo. Más adelante te hablaremos de la forma de colocar cada uno, pero debes de saber que los hay autoadhesivos (que son los mejores); con base TNT o con activación de pegamento (que funcionan con agua). Lee las características y requerimientos de instalación que proporcione el fabricante antes de escoger un modelo.

Las mejores ofertas que hemos encontrado para comprar papel vinílico pintado

OFERTA
Komar Papel Pintado Star Wars Blueprints, diseño de Star Wars, Multicolor, 8 Piezas
  • mpreso en papel recubierto de vinilo.
  • Pegamento incluido.
  • Viene con 8 paneles.
  • Medidas: 368 x 254 cm.
Arthouse 889604 Papel Pintado, Cartón, Bianco, 10,05 m x 0,53 m
  • sottostrato: papel.
  • tamaño del rollo: 0,53 X 10,05 m.-
  • Sin Cola, un rollo de papel pintado cubre 17,7 M2.
  • instalación en conector Alto: 28 cm.
  • repetición del motivo: 55 cm.
OFERTA
A.S. Création 344981 - Papel pintado, Vinilo. Fieltro, Beige, Metallic, Lila, 10,05 m x...
  • Papel pintado de vinilo (material de soporte: fieltro) – 10,05 m (longitud) x...
  • Características: altamente lavable, resistente a la luz, se puede quitar sin...
  • Impresión de 64/32 cm (desplazado); con un enfoque desplazado, el patrón de la...
  • Certificación FSC-Mix: el soporte de fieltro utilizado en la producción de...
  • Certificado de calidad RAL-GZ 479: el sello de calidad RAL incluye además...
Papel pintado de vinilo UGEPA cocina azulejo, para pared, J95605
  • Papel pintado de vinilo en relieve
  • Apto para salones, comedores y dormitorios
  • Diseñado para ser fácil de pegar en la pared
  • Resistente a la luz y impermeable - también adecuado para habitaciones húmedas
  • Instrucciones completas de preparación y suspensión se incluyen con cada rollo

Usos del papel pintado vinílico

En los almacenes especializados en decoración es probable que hayas visto una serie de rollos de papel que puedes comprar por metros, y que sirven para empapelar las paredes de tu casa. Se parecen bastante el típico empapelado antiguo, con la novedad de que su material es mucho más resistente y sus modelos son más amplios.

Si estás de reformas en casa y quieres darle un toque diferente a alguna habitación, ¿por qué no apuntarte a la moda del papel pintado vinílico? Con ellos aportarás un toque de elegancia y personalidad a tu hogar. Además, por supuesto, este papel sirve, no solo para empapelar sino para proteger las paredes de casa. Son increíblemente resistentes al uso, a las humedades y al desgaste cotidiano. Así que, invertir en este papel es garantía.

Por otra parte, si no estás reformando entera tu casa, pero sí quieres darle un toque extra a una habitación, con añadir un tramo de este papel, estarás aportando ese complemento que tanto buscabas. El papel pintado vinílico no solo sirve para las paredes sino que también puedes añadirlo a los muebles.

¿Quieres darle una segunda vida a una mesa, armarios o estanterías? No tienes más que prepararla para revestirla con el papel que elijas. Incluso, son buenos para restaurar muebles desgastados por el tiempo y a los que quizá, les tengas mucho cariño y no quieras deshacerte de ellos. ¡Tienes todo un mundo de posibilidades!

¿Cómo se coloca el papel vinílico pintado?

Una vez que has escogido el papel de tu preferencia, llega el momento de colocarlo. Para algunos puede resultar todo un quebradero de cabeza, pero te garantizamos que es bastante sencillo y, además, pasarás un rato agradable, más si lo haces en familia.

En general no requerirás la ayuda de un experto, salvo que la pared de tu casa necesite reparaciones. En ese caso, tal vez sí sea necesario que llames a un pintor o des una capa extra a la pared (con pintura de calidad), para que el papel pueda adherirse sin problemas.

La colocación del papel vinílico pintado depende de la base

¿Con pegamento o autoadhesivo?

El papel vinílico se caracteriza porque su colocación varía considerablemente según el fabricante, modelo, diseño, etcétera. Así que presta especial atención a las indicaciones que vendrán en el empaque cuando realices la compra. Por ejemplo, si el decorado tiene base de papel (que es lo más tradicional), necesitarás poner pegamento en el papel. ¿Cuál pegamento? ¡Cualquiera! Incluso el típico pegamento blanco de toda la vida.

Hay algunos papeles cuya base es tejido no tejido (TNT). Se llama así porque las fibras del papel no se entrelazan entre ellas, así que para poder colocarlo en la pared, primero necesitarás aplicar el pegamento sobre la superficie en la que vas a adherirlo. Existen pegamentos especiales para el tejido no tejido, así que, si este es tu caso, no te olvides de añadirlo a tu lista de la compra.

Hay otros papeles vinílicos (muchos de ellos) que son autoadhesivos. Así que el papel se convierte en una gran pegatina que no tienes más que hacer que desprenderla de su base y colocarla en la pared. Nosotros te recomendamos hacerte con alguno de estos modelos, pues la instalación es muy fácil y lo colocarás en unos cuantos minutos.

El pre encolado

El papel que no es autoadhesivo funciona como los sellos postales o los sobres, cuando los mojas ligeramente y comienzan a pegar. Pues es el papel vinílico pintado es igual, es decir, tienes que mojar la base primero para que pueda adherirse. Lo único que debes de hacer es mojar una brocha que active el pegamento para poner el papel. Cada fabricante te dará las pautas, pues en ocasiones hay que esperar un par de segundos o minutos antes de colocar el papel directamente sobre la pared.

Los autoadhesivos

¿Recuerdas lo sencillo que era despegar una pegatina y colocarla donde querías? Pues con el papel vinílico pintado autoadhesivo tienes una gran pegatina y tu lienzo es una pared de tu casa. No tienes más que desprenderlo y pegarlo. Puedes ayudarte de elementos extras, como una espátula, para poder pegarlo sin complicaciones y darle el acabado que estabas buscando.

¿Y si lo pegas torcido? ¿o si no te gusta el lugar donde lo has colocado? ¡No te preocupes! Otra de las ventajas de los autoadhesivos es que puedes pegarlo y despegarlo fácilmente de la pared para corregir los errores, cuantas veces sea necesario.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario