5 recetas con brócoli que por fin querrás probar y te encantarán

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El brócoli es uno de los vegetales con más beneficios y, sin embargo, uno de los más odiados. No a todo el mundo le gusta el brócoli: por eso, te presentamos unas deliciosas recetas con brócoli ideales para el verano y para servir a la hora de la comida o de la cena. Además, estamos seguros de que te encantará y no solo eso, si tienes niños en casa, seguro también terminará gustándoles.

Recetas con brócoli

El brócoli, vegetal de la especie Brassica Oleracea, pertenece a las llamadas verduras crucíferas. Dentro de este grupo se encuentran, además del brócoli, la col, la coliflor, las coles de Bruselas, los rábanos o la rúcula. ¿Cuáles son los beneficios de las verduras crucíferas? El más importante de todos es que ayudan a proteger al cuerpo contra distintas enfermedades, por lo que es recomendable consumir por lo menos una ración al día.

La crema es una de las mejores recetas con brócoli

Beneficios del brócoli

El brócoli puede ser consumido crudo, cocido, hervido, al vapor, hecho en microondas… lo que lo hace un vegetal muy versátil y fácil de incluir en la dieta diaria. ¿Por qué incluirlo en la dieta? Para empezar, este vegetal contiene grandes cantidades de antioxidantes, encargados de reducir y neutralizar el daño celular ocasionado por los radicales libres en la sangre. El principal antioxidante del brócoli es el sulforafano, que ayuda a proteger el cuerpo frente al cáncer y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Además, los antioxidantes y las cantidades de fibra que contiene el brócoli, ayudan a restablecer los niveles de azúcar en la sangre, por lo que es muy recomendado para las personas con diabetes o para aquellos que sean propensos a padecerla. Y, por supuesto, la fibra también es de gran ayuda cuando se trata de regular el tráfico intestinal.

Otro de los grandes beneficios del brócoli es que ayuda a reducir la inflamación, gracias a que tiene distintos compuestos bioactivos. Estos compuestos bioactivos también protegen ante distintos tipos de cáncer: pecho, próstata, estómago, colorrectal, renal y de vejiga.

Por supuesto, el brócoli es de gran ayuda cuando de conservar la linea o bajar de peso se trata. Y es que una taza de brócoli tiene 6 gramos de carbohidratos, 2,6 gramos de proteínas, 2,4 gramos de fibra y 0,3 gramos de grasa. Por supuesto, el brócoli es rico en vitaminas como la C, A, K y B9, así como en minerales como el potasio, fósforo y selenio.

Recetas con brócoli que te encantarán

Crema de brócoli con almendras

La crema de brócoli es una de las recetas más fáciles de hacer y que, además, es ideal para las comidas o las cenas y, por supuesto, es muy baja en calorías. También es ideal para los niños, si estos no son muy de comer verduras; en crema, el brócoli es una gran apuesta pues los más pequeños de la casa no se enterarán de que están comiendo las verduras que necesitan.

Ingredientes

  • 2 brócolis
  • 40 gramos de almendras
  • 1/4 de cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 50 ml de vino blanco seco
  • 1 rebanada de pan integral
  • sal
  • pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Preparación

Primero separa el brócoli en pequeños ramilletes (no olvides lavarlo antes, por supuesto). Pon el brócoli a hervir y, una vez que comience a hervir, déjalo en el fuego entre 10 y 15 minutos. Mientras el brócoli se cuece, pocha la cebolla y el ajo con un poco de aceite de oliva. Cuando la cebolla esté suave, añade el vino y salpimenta. Remueve hasta que el alcohol se evapore.

Cuando el brócoli esté listo, sácalo del agua y tritúralo junto con 30 gramos de almendras, la rebanada de pan, un poco de pimienta, la mezcla de la cebolla y el ajo y 7 tazas del agua en la que lo cocinaste. Añade un poco de sal y bate hasta que quede una crema. El espesor de la misma depende del gusto de cada quien. Pon a tostar las almendras restantes. Sirve la crema y decora con las almendras tostadas y un chorrito de aceite.

Crema fría de brócoli, aguacate y pepino

Te invitamos a probar la crema fría, una gran receta con brócoli

Una de las recetas con brócoli ideales para las altas temperaturas del verano es la crema fría de brócoli, aguacate y pepino. Lo mejor de esta receta es que es muy rápida de preparar y puede sacarte de cualquier apuro a la hora de la comida o la cena. Por supuesto, es muy ligera y eso es una gran ventaja.

Ingredientes

  • 1/2 brócoli
  • 1 pepino con piel
  • 1/2 calabacín con piel
  • 1/2 aguacate maduro
  • 2 tazas de canónigos
  • 1 diente de ajo
  • zumo de 1/2 limón
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 vaso de agua
  • Albahaca
  • 1/2 taza de anacardos y semillas de calabaza

Preparación

Coloca todos los ingredientes en la batidora y salpimenta. Bate hasta obtener una mezcla homogénea. Añade agua para rebajar la crema (sea que te guste más líquida o espesa) Refrigera 1 hora y sirve. Decora con albahaca y un chorrito de aceite.

Ensalada césar de brócoli

Otra de las grandes opciones para el verano son las ensaladas. Hoy te presentamos una gran alternativa que hará las delicias de tu mesa. Además, es muy fácil y rápida de hacer.

Ingredientes

  • 2 brócolis
  • 1 cabeza de kale o col rizada
  • 1 diente de ajo
  • 1/4 taza de zumo de limón
  • 2 cucharaditas de mostaza de Dijon
  • sal
  • pimienta negra molida
  • 2 cucharadas de mayonesa ligera
  • 1/2 taza de aceite de oliva virgen extra
  • 3 cucharadas de queso parmesano rallado
  • ralladura de limón

Preparación

Tritura el ajo con un cuchillo hasta que se forme una pasta suave y añade a un tazón grande junto con el zumo del limón, la mostaza y una pizca de sal. Agrega a esta mezcla la mayonesa y bate hasta que quede suave. Después incorpora el aceite sin dejar de batir y hasta que haya emulsionado. Añade el queso parmesano. Lava y trocea el brócoli, intentando conservar, lo más que puedas, los tallos. Corta el kale y agrégalo junto con el brócoli al tazón. Revuelve todo perfectamente y deja reposar durante 10 minutos. Sirve y decora con un poco de queso parmesano y la ralladura de limón.

Ensalada de pasta con brócoli y atún

Consume por lo menos una ración al día de brócoli

Las ensaladas de pasta son algo facilísimo de hacer y que siempre nos sacan de cualquier apuro. Son nuestras grandes aliadas durante el verano, especialmente si decidimos irnos a pasar el día a la playa, pues la ensalada aguanta perfectamente. Aquí se combinan a la perfección los carbohidratos de la pasta, las proteínas del atún y, por supuesto, las vitaminas y minerales del brócoli.

Ingredientes

  • 250 gramos de pasta
  • 1 brócoli
  • 2 latas de atún natural
  • 1 lata de maíz
  • queso mozzarella en perlas
  • agua
  • sal

Preparación

Pon a cocer el brócoli con abundante agua y sal al gusto. Una vez que esté listo, retira el brócoli y, en el mismo recipiente donde lo cociste, añade la pasta. Escurre una vez que la pasta esté en su punto.

En un cuenco añade el atún, el brócoli cortado en ramilletes, la pasta y las perlas de queso mozzarella. Aliña con aceite, sal y la salsa de tu preferencia.

Quiché de brócoli y queso

Un de las recetas con brócoli que gustará a tu familia y amigos es el quiché. Puedes comerlo frío o caliente y es ideal tanto para una comida familiar como para una reunión.

Ingredientes

  • 1 paquete de masa quebrada congelada
  • Aceite de oliva
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 brócoli
  • 120 ml de leche entera
  • 3 huevos grandes
  • sal y pimienta
  • 85 gramos de queso rallado
  • 1 molde para horno

Preparación

Precalienta el horno a 180 grados. Descongela la masa (bien dejándola fuera un par de horas antes o poniéndola en el microondas unos minutos). Una vez que la masa esté lista, forra con ésta el molde para horno y dale la forma con los dedos. Precocina la masa durante 10 minutos en el horno.

Pica la cebolla en trocitos finos y dórala con aceite. Mientras tanto, lava y corta el brócoli en trozos pequeños. Una vez cortado, colócalo en un cuenco, con 3 tazas de agua, cubierto con papel film y llévalo al microondas por 3 minutos a máxima potencia. Mezcla en la sartén con la cebolla y salpimenta.

Bate los huevos y añádelos a un recipiente con leche. Pasa esta mezcla por la batidora y viértela después en la cebolla y el brócoli. Agrega un poco de queso y colócalo sobre la base de la masa que previamente se precocinó, distribuyéndolo bien.

Hornea durante 35 minutos. 15 minutos antes de terminar, agrega el queso rallado por encima y continua horneando. Pasados los 35 minutos, apaga el horno y deja el quiche reposar unos minutos. Recuerda hacer la prueba del palillo: si este sale limpio, es que el quiche está listo para servir.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario