Tutorial de maquillaje de día y de noche para estar perfecta siempre

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El tutorial de maquillaje se han convertido en un elemento imprescindible para las mujeres que quieren sentirse perfectas en cualquier momento o lugar. Cada circunstancia exige un protocolo, una imagen y una actitud distinta que permitan estar a la altura de cualquier evento o plan del que se vaya a formar parte. Por ello, a lo largo de este artículo vamos a ofrecerte los distintos pasos que debes dar para sentirte tú misma, resaltando lo mejor de tus cualidades, en el comienzo de cada jornada o, incluso, de la noche.

Tutorial de maquillaje de día

El tutorial de maquillaje de día es imprescindible, puesto que te permitirá estar perfecta en la oficina, a la hora de ir de compras, ir a una comida especial o importante, y pisar fuerte desde el momento en el que te levantas hasta que te acuestas. Los puntos a seguir son los siguientes:

  • Preparar la piel
  • Corregir las ojeras
  • Fondo de maquillaje
  • Aplicar polvos
  • Los párpados
  • Las pestañas
  • El colorete
  • Los labios

El primer paso que debes dar para obtener un maquillaje perfecto es preparar la piel de manera adecuada. Para ello, tendrás que lavarte bien la cara para retirar restos de suciedad que siempre se acumulan en el rostro. Asimismo, es imprescindible utilizar una crema hidratante que no sea demasiado grasa.

Ojeras y otras imperfecciones

Por otro lado, una de las imperfecciones a las que más hay que prestarle atención, con el fin de conseguir una imagen de diez, son las ojeras. Se trata de una pigmentación en la piel que provoca que tu apariencia sea la de una mujer cansada. Por ello, en este tutorial de maquillaje es importante que entiendas cómo hacer que desaparezcan con unos pequeños toques. De este modo, necesitas utilizar un corrector, puede ser fluido o en crema, que sea un tono más claro al de tu piel. Deberás extenderlo por la parte inferior del ojo con un pincel. Poco a poco, serás testigo de cómo desaparece ese color oscuro que envejecía tu tez.

Fondo de maquillaje

Si quieres adquirir el fondo de maquillaje que mejor se adapte a ti, tan solo tienes que comprar aquel que posea un color semejante al de tu piel. Es decir, no tiene que ser ni más claro ni más oscuro. En el caso de no cumplir con este paso, tu cara parecerá una máscara en la que se notarán los bordes. Para aplicarlo, es importante expandirlo bien, sin olvidarte de la zona de las orejas ni de la del cuello, con una esponja en forma de lágrima. También hay quien lo hace con un pincel de brocha gruesa. Puedes escoger la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

Tutoriales de maquillaje

Aplicar polvos

Existe una idea errónea por la que muchos creen que hay ciertos pasos, a la hora de maquillarse, que no tienen ningún valor. Sin embargo, están totalmente equivocados. Cada producto cumple un objetivo distinto, y hay casos en los que el no utilizarlo te llevará a no alcanzar esa meta. Puede ser el caso de querer resaltar un área concreta de la cara o disimular una forma con la que no estés cómoda. Por ello, aplicar polvos, ya sean translúcidos o sueltos, para eliminar brillos y, a su vez, fijar el maquillaje, es un punto que te recomendamos que no te saltes.

Los párpados

No es fácil maquillar los párpados, pero con los consejos que te daremos a continuación, conseguirás resaltar tu mirada de forma sencilla. En primer lugar, debes empezar con un color neutro. Este puede ser marrón, gris o beige. Debes difuminarlo con un pincel sobre el párpado móvil haciendo movimientos hacia los extremos. El siguiente paso es aplicar un tono más claro en la parte inferior de las cejas. Este gesto aportará luz a tu mirada.

Tras llevar a cabo lo anterior, es momento de elegir un color más oscuro para definir aún más los ojos. Te recomendamos, por ejemplo, un marrón chocolate. Ahora, también será ideal un gris bien difuminado. Tienes que enmarcar la mirada con pinceladas oscuras. No debes centrarte exclusivamente en el párpado inferior y superior, sino que debes alargar los extremos.

Las pestañas

Se trata de una de las partes de la cara que más debemos cuidar. Por ello, puedes usar un rizador para comenzar a cumplir con este apartado. Este utensilio te permitirá mostrar una mirada más abierta y conseguirá curvar tus pestañas para que parezcan más largas. Por supuesto, tienes que contar con una buena máscara de color negro, con la que deberás insistir, sobre todo, en los extremos exteriores. Es importante aplicarte dos capas como mínimo. No te olvides de las pestañas inferiores, ya que, dependiendo de su forma, mostrarás una mirada más intensa.

El colorete

El colorete te permitirá dar volumen a la zona del óvalo facial. Un tono marrón te permitirá afinar el rostro, mientras que uno rosa le dará un tono sano a tus mejillas.

Los labios

Para el maquillaje de día, elige un color suave. Puedes perfilarlos para darle la forma que desees. Tendrás la oportunidad de corregir pequeñas asimetrías.

Maquillaje de noche

Puedes aprovechar el look de maquillaje anterior para obtener un maquillaje de noche perfecto. En este caso, para los ojos usarás un eyeliner negro. Puedes utilizar el modelo que más te guste, ya sea en crema, con un pincel muy fino, o un lápiz líquido. Debes aplicarlo a ras de las pestañas, y la línea final siempre tendrá que ir hacia arriba.

Tutoriales de maquillaje

Ahumado negro

Teniendo hecho lo anterior, es momento de que consigas un ahumado negro perfecto. El secreto para conseguirlo es difuminar tantas veces como necesites. Tienes que aplicar la sombra negra sobre el párpado móvil con movimientos ascendentes. Después, mediante el uso de un pincel fino, puedes delinear la parte inferior, es decir, aquella que se encuentra entre el lagrimal y las pestañas inferiores.

La raya negra

Para una mirada perfecta, no olvides delinear tu ojo por dentro con un lápiz negro. Notarás el cambio enseguida.

Los labios

Para el maquillaje de noche te recomendamos un color de labios más intenso, como el rojo o un rosa oscuro.

Si a lo largo del tutorial te manchas o consigues una forma que no estabas buscando, tan solo tienes que utilizar un buen desmaquillante que te aplicarás en la zona que quieras corregir. A veces es mejor empezar de nuevo que intentar disimular cualquier error.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario