Cuida de ti y gana amor propio manteniéndote saludable

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Permanecer consciente de las necesidades propias y satisfacerlas forma parte del proceso de autocuidado, el cual influye sobre el grado de bienestar de una persona. Los hábitos de higiene son el principal ejemplo de las atenciones que tiene un individuo para mantenerse saludable.

La limpieza corporal es el conjunto de acciones dirigidas a eliminar los microorganismos ambientales acumulados sobre la superficie de la piel. Sin embargo, en términos más específicos la higiene corporal se lleva a cabo por la motivación diaria de cada ser humano para sentirse saludable.

Entre las acciones realizadas dentro del autocuidado se encuentran: la depilación y el tratamiento del pelo. Y las herramientas más indicadas para cada tarea son las depiladoras eléctricas y los secadores de pelo. Rápidos de usar y multifuncionales para hacerte lucir bien por dentro y por fuera.

Buenos hábitos de higiene

La higiene corporal comprende una serie de medidas adoptadas por cada persona para velar por las necesidades de aseo que amerita su cuerpo. Ayuda a la prevención de enfermedades y al mismo tiempo se encarga de mantener la buena presencia.

Mejores depiladoras para piel saludable para mujeres por menos de 50 euros

Los hábitos de higiene también están basados en el lavado de los elementos con los que se tiene estrecho contacto como las prendas de vestir, ropa íntima, sabanas y más. Cada detalle tiene valor y aporta equilibrio al entorno en el que te desenvuelves.

Actuar en función de lo que tu cuerpo necesita es estimarse. Por lo tanto, cada vez que realizas una rutina de skincare, te bañas, te lavas las manos, arreglas tu cabello, planchas la ropa, lavas las prendas de vestir, tomas agua filtrada, entre otros. Estas siendo buena, o bueno, contigo lo que no se considera un acto de egolatría sino de bienestar interior.

Cuidado de la piel para mantenerla saludable

La piel es el escudo de defensa ante bacterias exógenas del ambiente. El cuidado de todas sus áreas debe ser especial porque si se debilita, agrieta o rompe perdiendo su continuidad pueden aparecer enfermedades dérmicas crónicas, a veces sin cura.

Remover el vello corporal con depiladoras manuales es un factor de riesgo para la aparición de enfermedades ocasionadas por hongos y bacterias que se suelen acumular entre las hojillas de metal. Las depiladoras manuales son peligrosas ya que la probabilidad de sufrir cortes cuando se utiliza representa un riesgo superior al 85%

Una alternativa segura para remover el vello del cuerpo son las depiladoras eléctricas. Fabricadas con tecnología especial se amoldan a cada curvatura, evitan lesiones gracias al diseño de los rodillos arrancan de raíz el pelo sin dolor.

La mejor depiladora eléctrica contiene anestésicos locales para disminuir la sensación de extracción de vellos en pieles muy sensibles. Son delicadas al tacto e incluso son seguras para usar bajo el agua de la ducha.

Cuidado del pelo

Alisar el cabello es otro método del cuidado personal. Con ayuda del mejor secador de pelo elegido en base al grosor de tu hebra capilar, puedes eliminar las ondas excesivas gracias al uso de aire caliente que moldea la queratina otorgándole flexibilidad y ligereza al pelo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario