¿Es necesario abrigar el pelo? Todo depende de tu tipo de cabello

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Sí, has leído bien, abrigar el pelo no es algo tan extraño como te piensas. Estamos acostumbrados a utilizar ese verbo cuando hablamos de nuestro cuerpo, ya sea para salir de casa o para dormir, por ejemplo. Ahora, nos olvidamos de que la cabeza y el cabello no solo hay que protegerlos ante el calor del verano con una gorra o con productos específicos como sérums o aceites especiales; sino que en invierno también es importante preocuparse de nuestra melena, pues al igual que nuestra piel puede sufrir daños ante las bajas temperaturas, el pelo también se expone a las inclemencias meteorológicas. ¿Quieres saber el motivo por el que debes hacerlo? Te lo contamos todo en este artículo.

Abrigar el pelo

Ya hemos dicho que abrigar el pelo es necesario para que no sufra esos problemas que provoca el viento o las temperaturas extremas. Ahora, existen mucho más motivos. Todos ellos te los vamos a describir en este apartado.

La temperatura ideal

Es cierto que cuando vuelves a casa y sientes un frío inmenso en el cuerpo, tan solo deseas ponerte bajo el grifo de la ducha y disfrutar del agua caliente. El problema, es que este deseo hace que muchos mechones sufran daños. El motivo es que estropea la piel del cuero cabelludo y, además, inflama las glándulas sebáceas. Todo ello hace que la dermis se reseque y aparezca la tan temida caspa. Por ello, es importante proteger el pelo de las extremas temperaturas, tanto en la calle como en casa. De este modo, solo es necesario apostar en cada baño por el agua templada.

Las consecuencias del secador

Cuando estamos en verano, es muy sencillo lavarnos el pelo y dejarlo secar al aire. Así, nos olvidamos de los problemas que acarrea el secador. Este último, aunque no seamos consciente de ello, hace que el brillo del cabello sea menor, que se muestre más seco y que las fibras de queratina sean mucho más frágiles. Si además, tras el uso de este aparato, salimos a la vía pública sin abrigar el pelo, este sufrirá aún más las consecuencias del cambio de temperatura.

El poder del champú

Como ya sabemos, durante el invierno es importante utilizar cremas más nutritivas que nos ayuden a mantener la piel hidratada y suave. Sin embargo, son pocas las personas que entienden que con el cabello hay que hacer lo mismo para protegerlo de las bajas temperaturas. Abrigar el pelo no solo se hace con prendas de ropa, sino que también con productos de higiene que cuidan de la fibra en profundidad. De esta forma, es imprescindible usar un champú nutritivo, que no solo hidratan, sino que también fortalecen la melena. Con todo, hay que tener claro, que cambiar de champú y de suavizante a lo largo del año es imprescindible.

Abrigar el pelo

Un extra de hidratación

Son muchas las formas con las que podemos darle a nuestro pelo una mayor hidratación. Por ejemplo, entre ellas se encuentran los sprays acondicionadores sin aclarado, las mascarillas nutritivas o las fórmulas con activos hidratantes. De esta manera, es muy fácil hacer frente a la sequedad y dejar a un lado las puntas abiertas. Asimismo, con este tipo de productos también se evita ese incómodo encrespamiento que nos hace sentir inseguras nada más salir de casa.

El hecho de que en la calle se sienta un frío de tres grados, mientras que en los interiores se superen los veinte, puede provocar que el pelo se estropee poco a poco. Por ello, es necesario estar atentos a sus necesidades con el fin de no tener que afrontar más tarde problemas típicos del invierno.

La dieta del pelo

¿Alguna vez os han dicho que uno de los trucos para presumir de una melena perfecta es apostar por alimentos saludables? Pues no dudes que es totalmente cierto. Al igual que lo que comes te hace sentir más o menos fuerte, al cabello le sucede exactamente lo mismo. Así, la dieta mediterránea es excelente para todo tipo de pelo. Con una buena dieta, nos sentiremos bien tanto por dentro como por fuera. De este modo, si analizamos cada plato que ingerimos, seremos capaces también de controlar nuestro peso, de gestionar mejor el estrés, de descansar de una forma adecuada y de tener una dermis y una melena envidiable.

La ropa de invierno

A todos nos gusta lucir ropa bonita y preciosos complementos durante el invierno. Ahora, hay detalles también importantes en este aspecto, como que abriguen bien y que sean de calidad. Sin embargo, esta última en muchas ocasiones no se tiene en cuenta, lo que provoca que se cree en nuestra melena electricidad estática. Esta es provocada por el uso de materiales sintéticos que tienen contacto con nuestro cabello. Si quieres evitarla a toda costa, no solo te recomendamos buenas prendas, sino también un cepillo con cerdas específicas para este tipo de problema. Por supuesto, los champús nutritivos que aportan peso al pelo también la frenan.

Con todo lo anterior, podemos llegar a la conclusión de que los pequeños detalles son importantes incluso a la hora de abrigar el pelo. Puede resultar un concepto poco escuchado, pero sin duda hay que tenerlo en cuenta si queremos presumir de una melena larga y sedosa. Si temes las puntas abiertas o que el pelo se te seque, este artículo será ideal para ti, pues conseguirás con nuestros consejos evitar este tipo de problemas de manera sencilla.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario